De entre las técnicas de impresión digital hay una que permite crear regalos personalizados de una forma muy sencilla. Estamos hablando de la técnica de la sublimación. A ella nos referimos, de manera tangencial, cuando hablamos de las técnicas de impresión en tela o cuando, hablando de tintas, hablamos de las tintas de sublimación. En esta ocasión nos vamos a referir a ella con mayor profundidad y vamos a hablar de sus características y de su uso.

¿En qué consiste la impresión por sublimación?

La impresión por sublimación es una técnica de impresión digital que consiste en plasmar una imagen fotográfica sobre un soporte para, así, crear un artículo personalizado, único y exclusivo.

Los soportes sobre los que puede utilizarse esta técnica de impresión pueden ser muy variados: tazas, camisetas, carcasas de teléfono, portafotos, azulejos…

Para realizar la sublimación basta con elegir una imagen e imprimir dicha imagen en una impresora de inyección de tinta que esté equipada con tinta y con papel especial para sublimación.

Una vez la imagen se ha impreso en dicho papel especial, la cara impresa de dicho papel debe colocarse sobre la superficie del objeto que se desee personalizar. Una vez se haya hecho eso, el papel se mantendrá fijo sobre dicha superficie utilizando cinta térmica.

toners de tinta de sublimación

Tras ello, el artículo que queremos sublimar se coloca en la llamada plancha transfer. Esta plancha se habrá configurado previamente para, así, poder aplicar al objeto que queremos sublimar la temperatura, presión y tiempo idóneos para realizar la sublimación.

Al aplicar sobre el objeto la plancha transfer, la tinta, que estaba en estado sólido, pasa a estado gaseoso y penetra en la superficie del objeto sobre el que estamos imprimiendo la imagen sublimada.

Una vez haya transcurrido el tiempo estipulado para el planchado de la imagen, se sacará con precaución el objeto en cuestión de la plancha transfer y se retirará de él tanto la cinta térmica como el papel impreso previamente en la impresora de sublimación. Cuando se hayan retirado la cinta y el papel, el objeto estará listo para su entrega.

Ventajas de la impresión por sublimación

Este tipo de impresión digital tiene una serie de ventajas. Las principales son:

  • Permite imprimir sobre soportes rígidos.
  • Es una técnica de impresión relativamente sencilla.
  • Se puede utilizar una gama ilimitada de colores.
  • El coste de impresión es unitario, por lo que no es necesario establecer una cantidad mínima.
  • La imagen impresa por sublimación queda integrada en el soporte. Ni se percibe al tacto, ni puede rayarse, ni pierde color.
  • Es un método de impresión rápido.
  • Hay múltiples objetos (tazas, platos, carteras, chanclas, portafotos, objetos de decoración…) que se fabrican pensando en su posible sublimación.

impresión de tejidos por sublimación

¿Qué se necesita para imprimir por sublimación?

Quien desee imprimir por sublimación necesita disponer de un equipo y de unos accesorios y elementos básicos. Ellos son los siguientes:

      • Una impresora de inyección de tinta. La impresora elegida debe destinarse única y exclusivamente a este tipo de impresión. ¿Por qué? Porque si utilizamos una impresora en la que se haya utilizado previamente tinta corriente es muy probable que encontremos restos de tinta «normal» en el canal de tinta del dispositivo y, por tanto, la impresión destinada a la sublimación resulte defectuosa.
      • Tintas especiales para sublimación. Para obtener la gama completa de colores basta con instalar en la impresora los cuatro cartuchos de colores básicos para impresión CMYK: cyan, magenta, amarillo y negro. Sobre papel, los colores de la impresión con tinta para sublimación son apagados. Ese tonto apagado desaparece cuando la imagen se transfiere al objeto que se desea sublimar.
      • Papel de sublimación. En cierto modo, este tipo de papel funciona como un transportador de tinta. Independientemente del objeto que se desee sublimar, solo hay un tipo de papel para sublimación.
      • Plancha transfer. Existen diversos tipos de planchas transfer. Las hay planas, que sirven para sublimar portarretratos, llaveros, paneles fotográficos o prendas de vestir, entre otros objetos planos; y hay planchas específicas para diversos tipos de objetos. Uno de los tipos de planchas transfer más usadas son las planchas combo (que permiten una mayor flexibilidad a la hora de escoger diferentes soportes) y, últimamente, los hornos 3D, muy utilizados para sublimar, por ejemplo, fundas de móvil.

objetos personalizados con impresión por sublimación

¿Qué materiales y artículos podemos sublimar?

Se podrán sublimar aquellos artículos que, o bien sean directamente de poliéster, o bien incorporen un recubrimiento especial de este material. Nunca se puede realizar una sublimación, por ejemplo, sobre prendas de algodón. En los casos en los que se deba imprimir sobre algodón, poliéster, tejidos mixtos, fieltro u otros materiales como pueden ser la seda, la madera o el cartón se recomienda la impresión con tóner blanco. Este tipo de impresión es una de las varias formas de impresión con tinta blanca.

Para que la sublimación sea perfecta es necesario que el material sea blanco. ¿Por qué? Porque las tintas de sublimación son transparentes y, por tanto, dejan ver el color que hay bajo ellas. Igual que las fotografías se imprimen sobre papel en blanco y negro, la impresión por sublimación, para que quede bien, debe realizarse sobre materiales blancos.