La feria Graphispag 2015 cierra sus puertas habiendo demostrado al público una recuperación de la industria gráfica y una incorporación de nuevos factores al mundo de la imprenta. Un gran resultado de este evento apunta a que, hoy en día, el mercado de la impresión es multisectorial; innova e invierte para poder imprimir de todo.

Se estima que el evento tuvo una asistencia de 20.000 visitantes, de los cuales un 35% provenían de Catalunya. Graphispag se suma a la revolución de los soportes y aplicaciones que evolucionan el mundo de la imprenta, y ha atraído a profesionales de las artes gráficas y a nuevos sectores como PLV, decoradores de interior, etiquetas, diseñadores, publicistas, fabricantes de cerámica y textiles, entre muchos otros.

El presidente del comité organizador, Ángel Artola, dice que la clave ha sido la inversión en tecnología de impresión y la necesidad de la impresión dentro de los negocios y el hogar.

Para remarcar tal necesidad, Graphispag recreó una casa, una tienda y un bar plagados de productos impresos proporcionados por los participantes del evento. Con esto el salón ha querido subrayar la importancia de la impresión en la vida cotidiana y profesional.

La alianza entre la impresión tradicional, las tintas especiales y los materiales inteligentes puede llevar a alternativas de negocio para la industria gráfica y otros sectores que estén interesados en el mundo de la imprenta.

Sin embargo, el impresor sigue siendo el protagonista de Graphispag, y el evento se orienta mostrarle como crear productos con nuevos soportes y aplicaciones que sean más eficientes.

Ahora queda estar alerta a las innovaciones que aparecen en el sector, y esperar al marzo de 2017, a que tenga lugar la próxima edición de Graphispag.

La próxima edición de Graphispag que organiza Fira de Barcelona en colaboración con Graphispack Asociación, tendrá lugar en marzo de 2017.